lunes, 1 de agosto de 2011

Repasando en verano

Las vacaciones son sinónimo de tiempo libre para hacer lo que más nos gusta: pasear, nadar, jugar, etc. Seguramente jugando es una de las mejores maneras para que los peques aprendan algo o repasen lo que ya saben.

Durante las vacaciones surgen muchas ocasiones en las que se pueden aprovechar distintos juegos educativos que, además de divertir y entretener a los más pequeños, les servirán para poner en práctica las competencias curriculares básicas trabajadas durante el curso.

DE VIAJE
Si viajas en coche seguro que estás cansado de oír la pregunta "¿falta mucho?" Los pequeños se aburren, se cansan. Os presentamos algunos juegos que además de distraer y divertir, representan una excelente oportunidad para que aprendan cosas nuevas y ejerciten las competencias esenciales.

- Palabras encadenadas: uno empieza pronunciando una palabra y el siguiente debe encontrar otra que empiece por su última sílaba (casa-saco-comida-dado...). Otra variante de este juego es encadenar las palabras por la última letra de la anterior. Refuerza la competencia léxica.
- Familias de palabras: se propone una categoría de palabras (animales acuáticos, transportes, etc.) y todos deben aportar uno a uno un término que esté relacionado con ella. Los mayores podemos introducir palabras poco frecuentes y que la acompañen en caso necesario de una explicación básica para que el niño la pueda incorporar de forma adecuada a su vocabulario. Amplía el vocabulario.
- Frase sin fin: uno empieza con una palabra, el siguiente la repite y añade otra con el objetivo de formar una frase; el tercero repite las dos ya pronunciadas y añade la siguiente, y así sucesivamente. Es necesario que uno de los viajeros apunte la frase a medida que se forma para poder detectar bien los errores. Mejora la memoria.
- Juegos con las matrículas: a ver quién encuentra el mayor número de palabras que empiecen con las dos letras de las matrículas que veis. También podéis jugar a encontrar palabras que empiecen por la primera letra de la matrícula y terminen con la segunda. Para manejar los números podéis acordar una cifra y jugar a sumar las de una misma matrícula hasta dar con esa cifra.
- Juegos con las señales: adivinar el significado de las diferentes señales de tráfico que aparecen por el camino. Si nadie sabe la respuesta, el adulto debe explicarla para que la retengan en la siguiente ocasión que se juegue. Sus primeras lecciones de educación vial.
Adivinanzas: ¿Conoces los libros de adivinanzas de Pipo?
- Acertijos y enigmas: Rétales con algunos acertijos que requieren del ingenio para su solución como:
- Un pastor llega al río con un perro, una oveja y una col. La canoa, sin embargo, no le permite cargar más de una cosa a la vez. El problema es que no podrá dejar solos a la col y la oveja porque la oveja se comerá la col, ni tampoco al perro y a la oveja porque el perro fiero atacará la oveja. ¿Cómo lo hará?
Solución: carga primero a la oveja, la deposita en la otra orilla y vuelve a por el perro. En vez de dejarlo con la oveja, lo deposita en la otra orilla y vuelve a cargar la oveja. Deposita a la oveja donde está la col, carga la col y la lleva donde el perro. Finalmente, vuelve a por la oveja.
- Dos madres y dos hijas deben subir en un barco donde caben únicamente tres personas. Suben todas y no se hunde. ¿Por qué? Solución: no se hunde porque las dos madres y las dos hijas resultaban ser una abuela, su hija y la nieta. La mujer de la generación intermedia cuenta a la vez como una madre y una hija.
- Solitarios: productos que desarrollan la capacidad lógica de los pequeños (y no tan pequeños) de las marcas Thinkfun y también de Smart games. Pensados para que fácilmente se puedan llevar de un sitio a otro.

EN ENTORNOS NATURALES
Son lugares ideales para practicar los conocimientos de ciencias naturales que han adquirido durante el curso y también para ejercitar competencias básicas como la creatividad o la psicomotricidad.

 - En la playa: construir figuras con la arena de la playa, realizar dibujos y mosaicos con piedras de diferentes formas y colores son actividades de utilidad para trabajar la coordinación y la habilidad manual que se ha practicado durante las clases de plástica. El área de conocimiento del medio se puede repasar si proponemos a los niños que recojan diferentes conchas de moluscos para identificar cuál es cada una de ellas o preguntarles acerca de las mareas a través de la observación de la playa.
 - En el campo/montaña: recoger distintos tipos de hojas para hacer un álbum o diferentes piedras y minerales para identificarlos, buscar en el suelo pisadas de animales y adivinar a cuáles pertenecen, recoger semillas y sembrarlas para observar el desarrollo de la planta son algunas de las propuestas.

CONECTADO A INTERNET
Los niños disfrutan con la tecnología. Seguramente un niño de diez años se desenvolverá mejor usando un móvil de última generación que sus padres. Que los niños usen el ordenador durante el verano es una buena idea, por ejemplo, cuando las horas de sol son más fuertes, o antes de salir por la mañana, pueden dedicar un rato a jugar en la Red. Realizar ejercicios durante el verano nos ayuda a mantener la agilidad mental y evitar que nos olvidemos de conceptos que tanto tiempo tardamos en asimilar. Podemos usar los cuadernillos de vacaciones o, para hacer esta tarea más llevadera, podemos usar la tecnología. PIPO es una opción ideal para ello.



Artículos consultados: Marta Vázquez-ReinaÁlex Moreno, Sandra Blanch Vidal

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...